¿Por qué Jefes Felices?

Iver R. Tarp

Porque el liderazgo se basa en la Gestión Feliz y la satisfacción laboral. Los buenos líderes generan satisfacción laboral para ellos mismos y para sus empleados.

Pero aún queda una pregunta: ¿Está preparada tu empresa para tomarse en serio la satisfacción laboral? ¿Para celebrar y recompensar a los líderes que generan energía positiva, compromiso y satisfacción laboral?

La satisfacción laboral es un buen negocio

La satisfacción laboral no es sólo diversión, es un buen negocio. Muchos líderes no priorizan el resultado positivo que se genera con la satisfacción laboral pero los que lo hacen ¡obtienen excelentes resultados!

No se trata sólo de priorizar la satisfacción laboral por el bien del idealismo y de los empleados, sino de sinergia positiva gracias a la satisfacción laboral.

Los empleados felices son más productivos, innovadores y serviciales. Toman menos días de baja por enfermedad y se quedan en la empresa durante más tiempo.

El camino hacia el éxito sostenible

Hay demasiadas empresas que toleran o recompensan la mala gestión. En Semco, una empresa de São Paulo (Brasil), hacen lo contrario. 3.000 empleados de Semco evalúan a su supervisor dos veces al año y cada supervisor recibe una puntuación de 0 a 100 que se publica en la empresa.

Resultado: Se detecta a los malos jefes y se les presiona para que mejoren.

Si quieres que tu empresa alcance el éxito sostenible en un mundo caracterizado por la inseguridad económica y por las exigencias extremadamente altas en relación con la eficiencia y la innovación, no queda otra opción:

¡Los líderes deben liderar de manera feliz!

Iver Tarp, Director ejecutivo en Contea Assurance A/S y presidente de Jefes Felices.

La satisfacción laboral mejora los resultados

Sanne Opstrup Wedel

por Sanne Opstrup Wedel

Tener una mente abierta, expresar tus ideas elocuentemente, permitir que la diversión forme parte de tu vida diaria y, lo último pero no menos importante, prestar atención son los requisitos más importantes para generar satisfacción laboral y, por lo tanto, motivar a los empleados y conseguir buenos resultados.

Esta es la opinión de John Birkmose-Andersen, Director de operaciones en Expert Danmark A/S con sede en Søften (Aarhus).

Ese es el motivo por el que se ha unido a la red happy-bosses.com, una red profesional de gestión para jefes que son conscientes de que la satisfacción laboral es la vía idónea para conseguir buenos resultados.

“Ser un jefe feliz no es estar todo el día contento, de eso nada. Se trata de aplicar un estilo de liderazgo constructivo y positivo, de mantener relaciones felices y positivas y de motivar a la gente usando la presencia y la atención”, explica John Birkmose-Andersen. Pone en práctica el principio del jefe feliz al priorizar el estar presente al 100 % en las reuniones fijadas y de empujar a los empleados fuera de su zona de confort poco a poco para que descubran su propio potencial oculto.

“Me considero un entrenador que saca lo mejor de las oportunidades de sus empleados escuchándolos, diciéndoles que sí o no de manera positiva, comportándome con respeto y comprometiéndome con ellos” dice John Birkmose-Andersen, que se formó en una tienda local de Expert y ascendió a encargado a la tierna edad de
18 años y medio.

Para lograrlo siendo tan joven, tuvo que aprender a hacer que la gente lo siguiera.

“Una gran parte de hacer que la gente te siga tiene que ver con el liderazgo positivo”, afirma John Birkmose-Andersen. Ha disfrutado conociendo a gente con ideas similares a través de la red, sintiendo la creencia compartida de que los recursos humanos marcan la diferencia en cualquier empresa.

“Mucha gente dice que no se puede hacer dinero siendo un líder feliz y positivo, sin embargo, mi experiencia profesional me ha demostrado que la realidad es justo la contraria”, concluye.

Los empleados felices obtienen mejores resultados.

Los estudios han demostrado en repetidas ocasiones que la satisfacción laboral afecta al resultado final. Kai Kristensen, entre otros, ha investigado este tema. Es profesor en la universidad de Aarhus y tiene un doctorado en economía. Realiza investigaciones sobre las gestiones de calidad en un sentido amplio, además de profundizar en la pregunta de qué elementos son necesarios para que empleados y clientes funcionen y actúen de manera óptima en una empresa.

“No hay duda de que la satisfacción laboral afecta a los resultados finales de manera significativa. Está documentado que existe una conexión muy cercana entre la satisfacción laboral y la satisfacción del cliente, por ejemplo, porque los empleados felices son más leales y producen mejores resultados”, explica.

En relación con las bajas por enfermedad, Kai Kristensen también habla de numerosos estudios que avalan una conexión con la satisfacción laboral.

“Cuanta más cooperación con los compañeros existe, menos bajas por enfermedad. Las bajas por enfermedad y el comportamiento sobre gestión también están interrelacionados. Si el jefe tiene un alto nivel de ausencia, el empleado también”, dice Kai Kristensen.

También enfatiza que, con respecto al valor del liderazgo positivo, el líder define la cultura: el factor más importante es el propio papel del líder y su capacidad para liderar el camino.

“Se ha probado la conexión entre la satisfacción laboral y los clientes, la satisfacción laboral y el comportamiento del líder, así como el efecto de la satisfacción laboral en los resultados finales de una empresa”, finaliza.

Los jefes influyen sobre los empleados

aunque parece que no todas las empresas se han dado cuenta todavía. La red happy-bosses.com fue creada por Iver Tarp, que hasta hace poco trabajaba como Director ejecutivo en Skadeservice Danmark con sede en Hinnerup. Una mañana, casi se atraganta con el café cuando leía un artículo sobre cómo los jefes serios, reservados y frustrados son más dignos de confianza que los felices y positivos.

“Todos los jefes saben la cantidad de influencia que ejercen como jefes sobre sus empleados y por esa razón la situación de esa mañana derivó en la idea de crear una red de personas felices, positivas y constructivas que quisieran centrarse en la idea de que los jefes felices generan satisfacción laboral y buenos resultados”, dice Iver Tarp. También cree que la satisfacción laboral y el bienestar en el trabajo son las razones por las que Dinamarca sobrepasará al resto del mundo en el ámbito de los negocios.

“Estoy convencido de que la satisfacción laboral es un parámetro competitivo porque es un buen negocio”, afirma Iver Tarp, enfatizando que ser un jefe feliz no significa pasarse el día riendo. Un jefe feliz aplica un enfoque responsable y positivo al liderazgo y se preocupa por sus empleados. Esto crea un lugar de trabajo atractivo en el que los empleados confían los unos en los otros y en su equipo de gestión.

“Quizá deberíamos añadir un requisito: “la licencia para ser jefe”, al igual que existen licencias de armas. Después de todo, los jefes tienen la capacidad de hacer que la gente enferme si son desconfiados, distantes o están de mal humor. De hecho, muchas de las situaciones estresantes del trabajo están causadas por una mala gestión. Eso es por lo que creo en los jefes felices”, dice.

Satisfacción laboral y máximo rendimiento

Frans Ørsted Andersen

“Una tarea que obligue a la persona a llegar a los límites de sus capacidades provoca satisfacción laboral” explica Frans Ørsted Andersen, psicólogo y profesor en la Universidad de Aarhus.

Frans Ørsted Andersen dirige los estudios en el área de psicología positiva, que se ocupa de las posibilidades de un individuo en relación con el máximo rendimiento, compromiso y cooperación.

En sus palabras: “El reto consiste en la dificultad de definir el nivel perfecto de la tarea que haga a una persona realizarla de manera óptima sin agotarse”.

Tener un jefe feliz no es suficiente…

Por lo tanto, tampoco es suficiente tener un jefe feliz si los empleados deben trabajar a un nivel óptimo. Esta felicidad debe combinarse con un estilo de liderazgo orientado a los recursos y requiere de un líder atento, de mente abierta y comprometido al que le guste dialogar con los empleados.

“Un elemento vital para llegar al máximo rendimiento es centrarse en la tarea que se realiza. Casi todo el estrés generado en el lugar de trabajo está causado por la dificultad de los empleados de organizar el tiempo y las tareas, ya que sienten una necesidad acuciante de actualizar el perfil de Facebook, mandar un mensaje o escribir un correo electrónico mientras trabajan en otra cosa y, por lo tanto, terminan la jornada con la sensación de no haber logrado nada.

Si el jefe es capaz de hacer que los empleados trabajen al máximo rendimiento centrándose en la tarea que realicen en cada momento, generará satisfacción laboral, mayor nivel de productividad y, por lo tanto, un mejor resultado final”, dice.

Identifica el potencial de tus empleados

Es importante que un jefe no se limite a escuchar a sus empleados hablar sobre sus habilidades y deseos, sino que también identifique su potencial. Si eres capaz de identificar el potencial que ni siquiera el propio empleado ha podido identificar, puedes mover montañas.